viernes, 7 de marzo de 2008

Y más campaña...

Chaves y De la Vega se rebotan contra la sentencia del TSJA que ampara la Objeción de Conciencia ante la Educación para la Ciudadanía.

En el colmo del cinismo Chávez, ¡huy, perdón!, quise decir Chaves, ha dicho cosas como: "Alguien podría sospechar, yo no lo sospecho, que puede haber alguna interferencia en la campaña", o como "La sentencia sale en plena campaña electoral, se podía haber tenido la sensibilidad de esperar al final de la campaña".

Es impresionante el desparpajo con el que los socialistas pretenden que la justicie se paralice cuando les interesa políticamente. No tienen empacho en absoluto en demostrar que no creen en la separación de poderes, y por tanto, en la democracia y el Estado de Derecho. Para ellos es suficiente con ser votados para hacer absolutamente lo que les dé la gana; aunque se trate de un cambio de régimen. Antecedentes haylos.

Europa sanciona a España de nuevo.

El Tribunal de Justicia de Luxemburgo ha sancionado a España por vulnerar la legislación comunitaria al imponer una serie de condiciones ilegales a la fallida OPA de E.On sobre Endesa. Lo que no es más que una confirmación de que en España no hay seguridad jurídica con Zapatero. Solbes por su parte, habla de contradicción en la legislación comunitaria. El presidente de E.On ha aconsejado a los posibles inversores en España que se lo piensen bien y valoren si cuentan con apoyo político antes de invertir.