domingo, 14 de septiembre de 2008

Rh memo positivo.

La persistente estulticia de una parte de los vascos.

Y no me refiero sólo al Lehendakari actual con su empecinamiento en no entender la legalidad y en dar por hecho algo que sólo está en las mentes nacionalistas como una fijación paranoica. Como quienes padecen trastorno de ideas delirantes, debieran estar en tratamiento en vez de andar convenciendo de memeces a gente de bien. Hay quienes votan PNV simplemente porque creen que eso es lo que tiene que hacer un vasco, sin darle más vueltas ni analizar en absoluto lo que propugna dicho partido.

A tanto llega lo que me refiero en el enunciado, que hasta han aceptado como suya una bandera que no es otra cosa que la bandera de un partido político, el PNV, e inventada por el hermano del pobre loco que fue Sabino Arana, fundador de dicho partido, que a la vejez recuperó la razón y se desdijo de todas sus teorías nacionalistas. Claro que esa parte la esconden estos fanáticos antiespañoles.

Pasando, además, por intentar imponer un idioma reinventado, que no ha podido cumplir en toda sus historia con lo que es la finalidad de un idioma: el transmitir ideas, conocimientos y sentimientos. Un idioma que en absoluto sirve para comunicarse con gentes con las que no se puedan comunicar con el idioma común a todos los españoles. Claro que ellos no se consideran a sí mismos así, pero con las mismas ridículas razones que podrían esgrimir para no considerarse terrícolas.

Y además, dicho partido fue el germen de ETA. De él se desgajó un grupo que formó la banda terrorista.

Claro que todo ello no sería posible sin la idiotez del resto de España, que aún permite el llamado Concierto Vasco, y que no es otra cosa que el que todos los españoles paguemos doscientas mil pesetas (la peseta sigue existiendo aunque no circule) anuales para mantener al País Vasco y que nos anden dando la matraca constantemente con sus paranoias. Lo primero que había que hacer ver a los vascos es precisamente eso, que viven de todos los demás en mucha mayor medida de lo que lo hacen otras regiones. Así que si no quieren ser españoles, que suelten la teta del Concierto lo primero. Aunque no debiera hacer falta, pues debiera ser el Estado el que de una vez por todas acabe con la desigualdad que consagra la Constitución al permitir que dos regiones de España tengan más privilegios que otras. ¿Para cuando esa revisión Constitucional que acabe con los fueros?

No creo que si este Lehendakari tuviera que trabajar por mantener la inversión, por generar empleo, por auto financiar las necesidades de su región, por buscar fórmulas para financiar las infraestructuras, etc., tuviera ocurrencias como el rebajar el impuesto de sociedades o gastarse el dinero en referendums ilegales y sin sentido. Lo hace porque sabe que estará financiado por otro lado.

Así que mejor harían en no andar con idioteces de investigaciones pagadas por todos -y en Universidades extranjeras- sobre la peculiaridad del Rh vasco. Mejor que lo escondan, que lo disimulen, por si ello tuviera algo que ver con que haya pueblos enteros que elijen para que los rijan a hijos de puta que apoyan a asesinos, cuando no son ellos mismos dichos asesinos. Que elijen a la mafia proetarra para que siga usando sus dineros -y los nuestros- para alimentar dicha mafia.