jueves, 25 de septiembre de 2008

Vergüenza ajena.., ¡ojalá fuera ajena!

Zapatero en EEUU o España en el País de las Maravillas.

Lo de Zapatero en Estados Unidos ya es para esconderse debajo de la mesa y decir que uno no es español, sino que pasaba por allí. Este tipo no sólo nos ha tomado por tontos a los españoles, también lo intenta con los americanos. De momento, en una reunión con empresarios -a la que de 32 empresas invitadas tan sólo cinco han enviado a sus mandamases y el resto ha enviado a segundones- ha presentado a España como si aquí no pasara nada. Hasta se ha atrevido a decir que "quizás España tenga el sistema financiero más sólido de la comunidad internacional. Hemos tenido un marco de regulación y de supervisión reconocido internacionalmente por su calidad y por su rigor".

Y siguió asegurando que España recuperará "pronto" la senda de su crecimiento potencial, gracias, entre otros factores, a sus cuentas públicas saneadas -¡joder!-y a que "quizá cuenta con el sistema financiero más sólido de la comunidad internacional". Me imagino la cara de esos empresarios que emplean a 33.000 personas en España y que saben la que está cayendo.

Pero llegó más allá y se atrevió con "el objetivo es superar en renta per capita a Francia, en tres o cuatro años. Esto no lo quiere ni oir mi amigo Sarkozy". Así, en crudo, sin anestesia, y además sonriendo... Si lo que quiso es hacer una broma no tuvo maldita la gracia, pues eso no sé si lo quiere oir el Presidente francés, pero yo no hubiera querido haber oído en boca de un Presidente del gobierno de mi país semejante sandez. Aunque no se conforma y sigue: "Somos la envidia del propio Berlusconi". Estas idioteces de niñato de patio de colegio no hacen más que desprestigiar a España y hacer desconfiar a la gente seria que arriesga su dinero. Se puede ser tonto pero no tanto. Pero lo es, y más.

Y aquí está la prueba: se va nada menos que a West Point, la academia militar más prestigiosa de EEUU, y no se le ocurre otra cosa que presumir ante los allí congregados de haber sido valiente y de haber sacado las tropas de Irak. Ha intentado, ha dicho, ser "un gobernante que cumple con su palabra, sacando a las tropas de Irak". No hizo mención a que antepone su supuesta palabra a los acuerdos internacionales firmados, con lo que ha convertido a España en un país nada fiable para sus aliados. Menos mal que no recordó que antes de ser Presidente hizo un feo a la bandera por la que los presentes han jurado dar su vida. Pero ha seguido intentando dejar alucinados a los asistentes, pues va y añade: "Mi gobierno es uno de los pocos del mundo con más mujeres que hombres y les puedo asegurar que funciona mucho mejor". Lógicamente, estallaron las carcajadas. Y eso que allí no han visto a Magdalena y su comparecencia en el Congreso. A lo mejor así se enteraban, después de secarse las lágrimas de la risa, de que España es mu grande.

Digo yo que ahora lo que faltaba es que le echara la culpa de su fracaso a que en su Gobierno haya más mujeres que hombres.