lunes, 4 de octubre de 2010

Adiós Bea

 
Tu sonrisa ya será siempre eterna. Será aquella con la que te recordamos. Adiós querida sobrina, no pudiste regresar.