lunes, 5 de enero de 2015

Carta a lo Magos de Oriente

Queridos Reyes Magos:
Os pido unas frutas con sabor a frutas, un mar que huela a mar y un campo que suene a campo. También quisiera un beso con sabor a siempre y una sonrisa que no sea mueca. Me encantaría también un mundo sin sectas y que los idiotas lleven cartelito, por no perder tiempo descubriéndolos, vaya.
Quisiera abrazos sin precio y que los rencores engorden. Y como el futuro no es más que una posibilidad, un presente más largo.
Y que me mire...
Gracias.