jueves, 1 de octubre de 2015

El entierro andaluz.

Las últimas noticias sobre lo que conocía o no Susana Díaz sobre el asunto de los ERE y las maniobras de despiste y dispersión, en las que C's se ha convertido en ayuda necesaria, por mucho que dañen a la Presidenta andaluza, harán mucho más daño al partido de Rivera y a su credibilidad.

Ciudadanos tiene un serio problema de credibilidad por su actitud en Andalucía. Ellos dicen que no es así, que no se comportan de forma distinta con el PSOE en Andalucía que con el PP en Madrid. Pero ese discurso no cuela y es, de hecho, el punto flaco por el que pierden fuelle cada vez que alguno de sus cargos electos, como por ejemplo Arrimadas, es preguntado por eso.

Cuando sale el tema se les cambia la cara y el ademán, y su firmeza para defender otras cuestiones baja de tono. Dicen que no es verdad aunque la percepción sea esa...

Pues resulta que la gente vota por percepciones -excepto los sectarios de "viva er Beti manque pierda"- y si la percepción del votante es ésa, malo.

Objetivamente no pueden negar la procedencia de los responsables de su formación en Andalucía, lo que unido a que se han convertido en colaboradores necesarios y que hay imputados a los que no se exige dimitir, puede resultar un problema de cara a las generales.

El enroque no parece una opción inteligente. O Rivera hace limpieza de listos en su partido o su partido va listo.