jueves, 10 de diciembre de 2015

Eliminar el agravante por razón de género.

Una ley que nos hace desiguales por razón de sexo es injusta. La desigualdad es injusta siempre.

En el Código Penal ya hay un artículo que contempla el agravante por abuso de superioridad física, no hace falta que exista una por género. En algunos casos la superioridad física la puede tener la mujer, bien por constitución bien porque a quien agreda esté en inferioridad física por edad u otra circunstancia.

De lo que se trata es de que no haya desigualdad por razón de sexo. Si un hombre maltrata a una mujer basado en su superioridad física ya está contemplado ese agravante, pero no es de sentido común darlo por supuesto tan sólo porque sea varón. La igualdad es la igualdad, no la desigualdad, por mucho que los tontiprogres de siempre quieran dar altavocía a las chorradas del lobby feminista.

Me parece un sinsentido que esto se esté usando contra una propuesta que hace un partido para que la igualdad sea tal. Y es una injusticia que una ley permita que una denuncia falsa produzca un daño en el denunciado por razón de su sexo. Y da igual si estas denuncias falsas son muchas o pocas.

Además, en este caso, esa ley injusta no ha arreglado nada; ahí están esas pobres mujeres que han muerto asesinadas. En algunos casos sus asesinos se han suicidado después, y no lo han hecho por ser varones sino posiblemente por haber perdido el juicio. Y la locura transitoria es eximente en otros casos, así que vamos a volver a la cordura y la coherencia y dejarnos de histerismos feministas que no están solucionando nada y sí están presentando al varón como maltratador instintivo y asesino en potencia, además de consagrar que un delito se castigue de forma diferente en función del sexo del que lo cometa. Ya vale de chorradas, que esto es muy serio.

Lo realmente machista es considerar a la mujer inferior al hombre. Además de que la ley que nos hace diferentes es una imbecilidad cosmética que no soluciona nada. Si una persona es capaz de llegar a matar a su ex pareja, y hasta luego suicidarse, ya me dirán ustedes qué narices le importará que le castiguen con más años si es hombre. Por mucho que chillen las feministas desorejadas.