sábado, 20 de septiembre de 2008

Amistades.


No hay peor ignorante que el que ignora que lo es.

Bueno, hay uno peor: Pepiño. Y es que este ignorante supino acaba de descubrir quien es el causante de la crisis: Bush y su política neoliberal. ¡Toma ya! Este pobre ignorante ruidoso dice que eso creó el problema de las subprime y que de ahí viene la crisis. Así hace caso a lo que acababa de declarar, con cara de no saber de qué hablaba, el Presidente Zapatero. Como buen ignorante, ignora que el mismísimo Zapatero dijo que el sistema español no se vería afectado por lo de las subprime. E ignora así mismo, que por mucho que eso haya revolicado el panorama financiero internacional, la crisis en España se barruntaba ya en el 2006 con la burbuja inmobiliaria que no quisieron ver en su partido. Y es que ya olvidan hasta sus propias mentiras.

En España estaríamos en crisis aún sin crisis internacional. Y de hecho, no es la crisis financiera internacional la que más nos afecta, sino la endémica. La crisis energética la pagamos más que otros porque dependemos mucho más de la energía exterior. No se ha hecho nada para disminuir nuestra dependencia energética, y lo que se ha hecho -como la inversión en el cuento de las renovables- no ha conseguido más que encarecer dicha energía. Importaremos energía eléctrica procedente de centrales nucleares mientras aquí nos negamos a construirlas. Y no valen pueriles excusas como lo del riesgo o la escasez de agua. Lo que hay es escasez de neuronas. Y escasez de exportaciones. Y de ideas innovadoras. Y de investigación.

El problema es que en España la banca descompensó la balanza de pagos al recurrir al dinero exterior para financiar aquí una burbuja inmobiliaria que no vale lo que costó. Y que ahora, esa misma banca no concede créditos porque tampoco tiene liquidez para ello, pues ya no obtiene crédito exterior. Y no sólo por la crisis, no. No lo obtienen porque el mercado financiero no iba a estar dejando dinero eternamente para financiar inmuebles cuyo valor es inferior a su precio.

También ignora este pobre ruidoso panfletario que la crisis no golpea igual a todos, y que a nosotros nos ha colocado a la cabeza del ranking de la generación de paro y del déficit exterior. Y que si nuestro sistema financiero aguanta no es mérito en absoluto de la política de Zapatero; que por otra parte, es inexistente en el plano económico. E ignora también que el parón crediticio en España hará que no crezcamos y que la crisis se acentúe aún más, aumentando el paro. Sin crédito, las empresas no invierten y no generan riqueza. Ni puestos de trabajo.

Habla este pobre necio de que Rajoy -su tremenda obsesión- tiene unas amistades como para temerle, refiriéndose a Bush y a McCain. Ignora por lo visito también que ni el Partido Republicano tiene que ver con el PP, ni el Partido Demócrata estadounidense tiene algo que ver con el PSOE ni con el socialismo. Ni de lejos. Y la prueba está en que Obama ha llegado a un acuerdo con Bush para la mayor intervención económica de la historia con objeto de salvar el sistema financiero norteamericano. Tampoco habla de la alegría con que los mercados -empezando por el español, batiendo su record- han acogido la medida. Seguro que ahora dirá que no es gracias a Bush.

Pero en lo que quería hacer hincapié es en la caradura de quien se atreve a hablar de amistades con la que está cayendo. Es mil veces preferible la amistad de un demócrata como Bush, que la que ellos profesan hacia los nuevos aprendices de dictadores totalitarios como Chávez y Morales, amén del consabido régimen castrista. O las amistades de grupos a los que protegieron, como el PCTV o ANV. Claro que ahora dicen que si están ilegalizados es gracias a sus esfuerzos, obviando que de eso nada, pues si están en las Instituciones y siguen en ellas, es precisamente por la amistosa aceptación del Gobierno y del PSOE.Y seguro que les ayudan a que vuelvan a estar legalizados, para eso negocian.

Sus amistades son las que nos perjudican, no las amistades del PP. Para empezar, porque aunque este ignorante por lo visto lo ignore, no es el PP quien gobierna. Tan claro como que tampoco es la oposición.

P.D. Llamar ignorante a un ignorante no es insulto sino definición. Este hombre hasta relata y alaba entrevistas de Zapatero que no existen y ensalza sus "resultados". ¡Y es el número dos del PSOE!