jueves, 18 de septiembre de 2008

El paripé.

Renteria no es Marbella

Así contestan desde el Gobierno cuando se les pregunta por si van a disolver los ayuntamientos en donde gobierna ANV. Desde luego que no es Marbella, en Marbella no había cómplices de asesinos en el consistorio, y además la ley que se aplicó en el caso del Ayuntamiento marbellí es una ley cuyo objetivo es precisamente evitar que los etarras gobiernen corporaciones locales, no perseguir corrupciones, aunque se pueda aprovechar para eso.

Pero no se va a aplicar en el caso de ANV porque el acuerdo al que se llegó en su momento con ETA ya contemplaba que, de ser ilegalizada la formación proetarra, sus ediles seguirían en sus cargos cobrando de todos y manejando la información y el dinero a favor de ETA. Ese es el meollo de la cuestión: el increíble y vergonzoso acuerdo por el que sólo se impugnaron unas listas y no se solicitó al Supremo la ilegalización total de ANV.

Mucho cuento ahora intentando ponerse la medalla de la ilegalización, pero lo cierto es que el objetivo de ETA con respecto a ANV está más que logrado. Si de verdad se quisiese desplazar a los hijos de puta de los Ayuntamientos, se haría. Y no valen los mismos cuentos que se argumentaron para no solicitar en su momento su ilegalización. Eso ya está muy trillado.

El Gobierno no tiene una decidida voluntad de ir contra el aparato político de ETA. El motivo nunca quedará suficientemente claro, pero la despreciable y miserable evidencia de que eso es un hecho, ahí está. Los motivos, informes y pruebas que alegó para proceder a solicitar al Supremo la ilegalización de ANV, ya los tenía cuando antes de las elecciones no quiso usarlos. Lo hizo una vez pasadas las elecciones porque no tenía más remedio que hacerlo ante la evidencia. Pero lo hizo tarde para cumplir con su acuerdo con los etarras.

No se puede argumentar desde el Gobierno que se trabaja para desplazar a los etarras de las instituciones, si resulta que siguen en ellas. Por mucho que se amparen en resoluciones del juez amigo Garzón que dicen que no toda la izquierda abertzale es ETA. Ya que por mucho que Garzón diga lo contrario, el Reino de Oz no existe. Y Marbella no es Rentería; menos mal.