viernes, 24 de octubre de 2008

Zapatero el pedigüeño.

Continúa empecinado en hacer el ridículo y en que lo hagamos todos.

Esos esfuerzos para estar en una cumbre en donde no quieren a Zapatero -sí aceptarán las propuestas de España, lo que evidencia que es él la persona non grata- me parece un error. Podrían hacerse sin publicidad, de forma que si se consigue, no aparezca como una concesión para que se calle, y si no lo consigue, no quede en evidencia absoluta. Pero lo que no es normal es haber estado poniendo a caer de un burro al anfitrión, haber dicho incluso que la culpa de la crisis es suya y que va a ser Europa quien la arregle bajo el liderazgo de Zapatero, visitar Nueva York y seguir con la cantinela fardando de lo bien que lo hace él y lo buenos que somos, chotearse de Sarkozy y Berlusconi, y luego querer ser invitado.

Por no comentar lo que en EEUU no se le perdona además del desprecio a su bandera: el haber llamado a los países aliados a abandonar a EEUU en Irak. Y no se lo perdona ni siquiera su adorado Obama. Y eso de andar dando la vara con conseguir la colaboración de la oposición, pidiendo lealtad a quienes marginaron incluso con tratos indignos como el del Tinell o con el llamado cinturón sanitario para aislar al PP, no parece en nada coherente y desde luego muy poco digno.

Eso de ir dando la brasa por todos los países para que Zapatero esté presente para hacerse la foto, tampoco parece muy digno. Y que el Rey participe en ello, aún menos. Aunque digo yo, que puestos a buscar influencias -lo del Alcalde de Lugo pidiéndole al embajador de EEUU que interceda por Zapatero, ya es de chirigota- porqué no se toma con Aznar ese café que dijo tener pendiente con él tras las elecciones. A lo mejor Aznar sí consigue que el pobre Zapatero sea tenido en cuenta. Ahora más parece que lo de la foto de las Azores no era más que pura envidia y lo que este pobre payaso pretende por todos los medios es su foto con Bush. Aunque le queden 13 días como dice el Ministro Sebastián, que también hace falta ser idiota para decir eso cuando Bush estará en su cargo hasta enero. Y tampoco creo que ese tipo de chorradas ayuden a que el Presidente norteamericano vaya a aceptar al Evo Morales europeo en su presencia, que así empieza a conocerse a nuestro Presidente.

La soberbia de este pobre y patético aprendiz de líder europeo, que se quiso codear de igual a igual con quienes le dan sopas con onda, y que nos ha llevado al culo de Europa y del mundo, la vamos a pagar. El que haya llevado a Europa nuestros problemas y haya llegado a desequilibrar desde el asunto de la inmigración hasta los índices de paro, por no hablar de otros índices en los que somos desgraciadamente líderes, no nos va a salir gratis. Y la inmensa pedantería, además de falsedad, de presentar a Zapatero como líder de la solución a la crisis internacional, cuando aquí aún no se ha enterado de que hay una interna y muy grave, ya suena a esperpento.

Lo de Blanco pidiendo la ayuda del PP al tiempo que pone a Rajoy de chupa de domine, ya es de partirse. Ahora se está pagando todo este tiempo de desprecios a quienes son nuestros aliados, y de aprecios a quienes se declaran enemigos de dichos aliados. Estas cosas son así, la política exterior tienen esas cosas, que está hecha para expertos, para gentes con capacidad, y no para patanes ruidosos y populistas. Ahora pagamos todos las imbecilidades de unos pocos. Aunque es cierto que fueron elegidos para ello, por lo que no queda más que aceptar lo que nos merecemos.