domingo, 28 de diciembre de 2008

Fabricando votos.

La llamada "ley de nietos" no es otra cosa que una maniobra del PSOE para captar hasta 500.000 nuevos votantes.

Ya hay colas en Cuba delante de los consulados de España para obtener la nacionalidad. Son gentes que no saben de España más que lo que oyeron a sus padres o abuelos y que la mayoría ni la conocen. Pero tendrán el mismo derecho a voto que los demás. Y eso sin haber contribuido un ápice a la construcción y mantenimiento de nuestra sociedad. Y si no van a venir aquí, pues ni trabajo se les puede ofrecer, ¿porqué van a participar en nuestras decisiones votando a candidatos y partidos que desconocen? Ellos elegirán a quienes nosotros tenemos que pagar, claro que a ellos no les costará ni un duro, pues ni contribuyen con sus impuestos. ¿Esto es justo acaso? ¿Admitirían los sindicatos, por poner un ejemplo, que gentes ajenas decidieran sus órganos de gestión? Claro que en este caso, y con este ejemplo, nunca pasaría pues ni trabajan en España ni creo que admitan su voto en esos niveles.

Por otra parte, la oportunidad de adquirir la nacionalidad española, y por tanto europea, es algo que se ha hecho una vez más sin contar con nuestros socios, pero que creará de golpe hasta medio millón de nuevos españoles y europeos, sin trabajo, por supuesto. Si les da por venir, ¿los incluirán en las listas de paro? ¿O tan sólo tendrán derecho a voto pero no a inscribirse en el INEM?

Aunque en realidad daría igual si se inscriben, puesto que ya se ocuparon de que los inscritos como demandantes de primer empleo no aparezcan como parados en las estadísticas de empleo. Y es que no dan puntada sin hilo cuando se trata de sus intereses y de permanecer en el poder.

Ya puestos, ¿porqué no resarcen a los judíos expulsados de España por los Reyes Católicos y se concede la nacionalidad a sus descendientes? Seguro que de presumir que sus votos iban a su partido, el asunto estaría en estudio.

La cantidad de decisiones desastrosas que este gobierno nos ha deparado parece no tener fin. A ver en qué acaba todo esto y como nos afectará a todos los españoles de siempre. Al PSOE ya se sabe como le afectará; ayudándole a seguir en el poder con un buen puñado de nuevos votos, por eso lo hacen.