jueves, 27 de octubre de 2011

La Quita


La UE obliga a devaluar nuestra deuda casi un 3%

¿Y eso qué es? Pues se entiende por invertir en Deuda Pública el dejar dinero a un Estado para que te lo devuelva con unos determinados intereses. Tanto más altos cuanto mayor riesgo se corra de perder dicha inversión, o sea de que dicho Estado no pueda devolver ese dinero. A Grecia, ante el riesgo de que no pueda pagar, se le obliga a depreciar esa deuda en un 50%, a ver si así puede devolver al menos la mitad de lo prestado; lo que hará que quienes hayan comprado deuda griega pierdan la mitad de lo invertido. Le llaman Quita. ¡Y tanto que te quitan!

Pues bien,  por imposición de la UE también quienes hayan invertido en Deuda española han perdido casi un 3% de su dinero. Entre ellos, los bancos españoles. Así que ahora les falta dinero para recapitalizarse. Entre lo que pierden por la quita griega y por ésta, necesitan más de 26.000 millones de euros para provisiones antes de julio. Nada menos que la cuarta parte de lo que necesita toda la banca europea. Aunque no deja de extrañarme que la banca española no tenga tanta Deuda griega. Más parece que muy poca. ¿Entonces?

A la banca española se le ha estado obligando a comprar Deuda del Estado, lo que ha impedido que invirtiera en dejar dinero por falta de recursos. O lo que es lo mismo, no se ha invertido en créditos; y eso ha dejado sin financiación a empresas, autónomos y familias. Y se les obligó a cambio de no forzarles a actualizar el valor de sus activos inmobiliarios, que valen casi la mitad de lo que dicen en sus balances contables.

Por eso no se ha regualrizado el mercado inmobiliario, porque la mayor inmobiliaria, la banca, no ha puesto a la venta dichos activos. De haberlo hecho, no habría tenido más remedio que contabilizar esas ventas por su precio real, mucho menor que el que tenían contabilizado. Esa depreciación de activos contables hubiera llevado a situaciones de insolvencia a gran parte de la banca. Así que eso se ha impedido a costa de que compraran deuda.., con nuestro dinero. Pues es con nuestro dinero con el que se ha estado ayudando a esta banca que "era la más sólida del mundo".

Y recordemos que se dijo que ese dinero que se inyectaba a la banca era para que pudieran dar créditos. Otra mentira más de estos gobiernos de Zapatero que lo único que han hecho bien y a conciencia ha sido eso: mentir. Y eso ha despertado la sospecha de que por primera vez seamos incapaces de pagar lo que debemos. Desconfianza, vamos.

Y ya veremos qué pasará ahora con los inversores cuando haga falta que vuelvan a invertir en nuestra Deuda. Hasta lo prometido por este gobierno sobre el déficit ha resultado ser falso, a pesar de todo tipo de maquillaje. ¿Confiarán en nuestra economía como para suponer que tendrán rentabilidad? Lo que sí ya han obtenido son pérdidas. Ahora lo pagaremos todos.

De momento, cuando los periodistas han querido preguntar a Zapatero más a fondo, éste ha hecho unas de sus gracias y les ha dicho que rapidito, que se tiene que ir a Paraguay. ¿Para qué? Paraguay.

¡Qué guay!, ¿no?